984 10 63 41 - 672 22 86 86(Puedes pedir cita de 8h a 22h, de lunes a domingo)

Cómo mejorar tus relaciones familiares

En MA Psicólogos, psicólogos especialistas en psicología de adolescentes y en psicología de adultos, hemos recopilado 5 claves con las que podrás mejorar notablemente tus relaciones familiares. ¿Quieres conocerlas?

Es una realidad: cuando no estamos bien con las personas que queremos no tenemos toda la fuerza que necesitamos, nos sentimos más tristes y eso nos impide avanzar en las demás áreas.

relaciones-familiares-ma-psicologos

1) Empieza por ti.

El primer paso para cambiar tu relación con esa persona que quieres, no está en él o ella… sino en ti.

Así que antes de intentar mejorar la relación con otra persona, asegúrate de darte a ti mismo todo lo que necesitas. De lo contrario, no se lo podrás dar a los demás.

Básicamente, mira dentro de ti y trata de tener la actitud correcta para después poder arreglar lo de fuera. Al contrario de lo que puedas creer, mirar por uno mismo no significa ser egoísta, no es malo y no quiere decir que estés descuidando a los demás. ¡Es algo que todos necesitamos!

2) Ponte en la frecuencia correcta

En realidad ese es tu trabajo, porque lo que envías es lo que va a determinar qué recibirás de vuelta.

Básicamente, para vibrar en la frecuencia correcta necesitas prestar atención a tus pensamientos, tus palabras, tus emociones y tus acciones. Trata de pensar en positivo, elimina las quejas, desafía tus creencias limitantes en relación a ese familiar, no te enfoques en el problema sino en la solución… Y sobre todo cree que es posible una mejor relación y actúa en función a eso.

En realidad, si empiezas por mejorar la calidad de tus pensamientos, eso se verá reflejado en la relación con tus familiares. Garantizado.

3) Agradece.

¿Sabías que la gratitud tiene un poder increíble? Mientras expresas gratitud no puedes experimentar ninguna sensación negativa, así que dedica unos minutos al día a agradecer por todo lo bueno que te aporta ese familiar con quien te gustaría tener una mejor relación.

4) Visualiza.

En el momento del día que tú quieras, preferiblemente cuando te despiertes o antes de acostarte, dedica unos minutos a visualizar la relación que te gustaría tener con tu familia.

Piensa en situaciones con esa persona que te gustaría vivir, en experiencias que te gustaría compartir y siéntelo como si realmente lo estuvieras viviendo.

Este sencillo ejercicio tiene una fuerza increíble para que logres manifestar eso en tu vida, y eso es porque el cerebro no distingue una imagen real de una imaginada.

5) Toma acción.

Y por último, si quieres mejorar la relación con algún familiar… ¡Házselo saber!

Dile lo que sientes, cómo te sientes y da el primer paso… Si los dos ponen de su parte todo es mucho más fácil, y a menudo las dificultades desaparecen cuando entra en escena la comunicación.

Piensa que absolutamente todos merecemos tener relaciones armoniosas y estar bien con nuestros seres queridos. Por eso, antes de poner en práctica: cree en ti, cree que es posible y cree que lo mereces.

La confianza es el primer paso para lograrlo ¿Hay alguna relación que quieras mejorar en tu vida? Reconocerlo es el primer paso para cambiarlo

 

Deja un comentario

2 × tres =