Cuál es la postura adecuada entre padres e hijos adolescentes

Desde MA Psicólogos, especialistas en psicología de adultos y adolescentes, hoy vamos a abordar la importancia de una buena postura por parte de los padres en un conflicto con hijos adolescentes. ¿Cómo afrontar este tipo de situaciones?

La adolescencia es una época o etapa vital bastante compleja, sobre todo en la convivencia entre padres e hijos. Por un lado, los adolescentes tienen una visión del mundo muy diferente a la de sus padres, su grupo de iguales o amigos pasa a ser lo más importante y están viviendo cambios continuamente a un ritmo frenético. Cambios no sólo a nivel físico y hormonal, sino también en sus prioridades, comportamientos y problemas del día a día.

Asimilar todo esto lleva un proceso, y no todos los adolescentes lo llevan y gestionan igual. Además, a nivel de responsabilidades, éstas incrementan significativamente a nivel de estudios, añadiendo una presión extra al cóctel anteriormente comentado. Y por si fuera poco, a todo esto hay que sumar el papel de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, que en algunas ocasiones en vez de ayudar, ponen aún más difícil la relación entre padres e hijos.

Por la otra parte están los padres. Con la obligación de buscar lo mejor para sus hijos, pero sintiéndose desplazados en muchos momentos y convirtiéndose en “los culpables” de muchos de los problemas que acontecen en casa. Una situación difícil, una especie de encrucijada. Es difícil asumir el rol de pedir que se cumpla con las responsabilidades a sabiendas de que puede traernos problemas. Es en ese momento cuando hay que ser conscientes de que se está haciendo lo correcto y de que más que nunca debemos esforzarnos por ayudar.

Los padres son la figura de autoridad, y esto no debe olvidarse. No se trata de ser temido, sino de conseguir ser respetado. Aquí entra la importancia de los medios, de cómo decir las cosas. De nada nos sirve entrar en discusiones y bucles infinitos. Se debe negociar, pero sin olvidar que los padres son los que ponen las reglas. Es triste ver cómo en ocasiones los hijos “pagan” con sus padres todas estas frustraciones convirtiéndolos en el blanco de toda su ira. Debemos calmarnos y saber que, están pagándolo con quien más quieren (injustamente). Ya sea a través de chantajes emocionales, broncas… no debemos entrar en la confrontación. Los padres tienen el mando de la situación, y de ahí la importancia de tener calma y sangre fría para ejercerlo. Saber negociar en esos momentos es clave, y más allá de eso, saber hasta dónde se negocia.

Se trata de hacer ver al adolescente cuáles son sus obligaciones, que sea consciente claramente de qué se le pide. Y hacerle ver que si se hace cargo de ello tendrá un montón de ventajas y facilidades para que su vida sea mejor. Dentro de este proceso educativo cobrar gran importancia los valores. Que sepa lo que es correcto y lo que no. Las propias situaciones de la vida llevarán al adolescente a  momentos delicados, y ahí estará solo y tendrá que decidir. Esa decisión estará muy influenciada por los valores anteriormente mencionados.

No se trata de ser los mejores amigos de los hijos, no. Se trata de guiar su camino y que tengan la seguridad de que los padres están ahí en cualquier momento para ayudar, de forma incondicional. Errar es parte del proceso de aprendizaje y tendrán que cometer sus propios errores. Que los adolescentes vean que el camino guiado es la mejor opción para su futuro, les ayudará a entender que no tienen que hacer las cosas por sus padres, sino por ellos mismos. Y sí, eso repercutirá en que los padres puedan estar orgullosos de haber conseguido lo mejor.

Hay que escuchar cuáles son los intereses y deseos del adolescente, y mediar y guiar todo esto con la mejor perspectiva posible. Es un momento vital de importancia, una etapa… unos años que pasarán. Hay que intentar que pasen de la mejor forma posible para todos los miembros de la familia. Es un esfuerzo que sin duda merece la pena… ¿lo intentamos?

Somos MA Psicólogos, un equipo de psicólogos en Oviedo (Asturias). Contamos con servicios de psicología y psiquiatría. Contacta ahora con nosotros y consulta nuestro servicio de orientación psicológica gratuita.

Deja un comentario

1 × uno =