Cómo actuar ante discusiones recurrentes

Desde MA Psicólogos, especialistas en psicología para niños, adolescentes y adultos vamos a hablar acerca de la importancia de no entrar en bucles o discusiones recurrentes dentro de nuestras relaciones. ¿Cómo podemos actuar ante ellas?

¿Qué es una discusión recurrente? Es una discusión acerca de un tema que se repite en el tiempo, sin llegar a ninguna conclusión o acuerdo. También llamada bucle, debido a que normalmente los argumentos se repiten sin conseguir, por ninguna de las partes, resultados o avances.

Todos hemos estado alguna vez en una situación donde este tipo de discusión reina. A veces el tema no es de importancia y concierne a temas deportivos o de ocio, pero otras, tiene que ver con aspectos clave en nuestras vidas.

Las posiciones encontradas se mantienen en el tiempo y no se consigue superar la situación. ¿Qué debemos hacer? Para empezar no debemos alargar más estas discusiones, y el primer paso es comenzar a cerrar capítulos. Para ello es necesario ver qué puntos nos unen y cuáles no. Normalmente nos unen muchas más cosas de las que nos separan, pero no somos conscientes de ellas. Expresar nuestras necesidades ayudará a que practiquemos la empatía, no intentando imponer ni convencer sino expresando aspectos personales guardados.

La búsqueda de necesidades e intereses comunes comenzará a acercarnos, pero no por ello el bucle va a terminar. Debemos poner un límite y entender que en ocasiones tenemos distintas formas de ver las cosas, aceptando la otra postura, que conseguirá enriquecer nuestra perspectiva. Podemos llegar a negociar pequeños cambios si se da la oportunidad, promoviendo y haciendo visible la motivación por variar la situación.

En resumen, debemos aceptar nuestras diferencias y entender que sosteniendo esas discusiones en el tiempo no hacemos más que dañarnos y recordar aspectos negativos del pasado. No coincidir en nuestro punto de vista en un tema no es el fin del mundo y debemos entender que en ocasiones debemos ser flexibles teniendo por meta un fin mayor. No podemos hacer que una discusión recurrente sea la causante de un grave problema en una relación en la que el resto de aspectos son positivos. ¿Te atreves a intentarlo?

Somos MA Psicólogos, un equipo de psicólogos en Oviedo (Asturias). Contamos con servicios de psicología y psiquiatría. Contacta ahora con nosotros y consulta nuestro servicio de orientación psicológica gratuita.

Deja un comentario

3 × 5 =