984 10 63 41 - 672 22 86 86(Puedes pedir cita de 8h a 22h, de lunes a domingo)

Soledad: hablemos de ella

Soledad: hablemos de ella

Desde MA Psicólogos, especialistas en niños, adolescentes y adultos, vamos a hablar acerca del concepto de la soledad.

La soledad significa estar sin acompañamiento de una persona u otro ser vivo. En mayor o menor medida todos la hemos experimentado, pero debemos reflexionar sobre su naturaleza y profundidad para llegar a conclusiones más poderosas.

Y tú… ¿tienes prejuicios?

Y tú… ¿tienes prejuicios?

Desde MA Psicólogos, especialistas en niños, adolescentes y adultos, vamos a abordar en esta ocasión un tema nada fácil de tratar: los prejuicios.

Un prejuicio es un concepto formado sobre alguna persona, objeto o idea de forma anticipada, algo que distorsiona sin duda nuestra percepción. En otras palabras, un prejuicio es un “juicio” “previo”. Juzgamos con anterioridad algo sin tener pruebas o conocimientos suficientes para tener una opinión formada y objetiva.

¿Cómo de preparado te sientes ante tus tareas?

¿Cómo de preparado te sientes ante tus tareas?

Desde MA Psicólogos, especialistas en niños, adolescentes y adultos queremos hablar de la importancia de sentirse capaz ante una tarea.

Todos desarrollamos tareas y actividades, y a lo largo de cada jornada normalmente no les otorgamos ninguna importancia. Se supone que es lo que tenemos que hacer, que tenemos la responsabilidad de hacerlo y por ende que es lo normal. Las tareas o situaciones a las que llevamos enfrentándonos toda nuestra vida no nos suponen un gran reto, ya que a lo largo de nuestra experiencia hemos interiorizado que somos aptos para ellas. En cambio, cuando surge una situación nueva, o que exige algo más de nosotros, pueden surgirnos dudas en cuanto al éxito en su realización.

La incertidumbre como parte de nuestra vida

La incertidumbre como parte de nuestra vida

Desde MA Psicólogos, especialistas en niños, adolescentes y adultos vamos a hablar de la importancia de saber esperar en determinados momentos de nuestras vidas a recibir ciertas noticias que pueden ser clave para nuestro futuro.

Como sabemos, la incertidumbre no es una de nuestras compañeras más agradables en el viaje de la vida. Siempre que experimentamos esta sensación, la ansiedad hace acto de presencia (dependiendo en el grado), y sobre todo nuestra sensación de control de las situaciones disminuye. Al margen de esta realidad, lo que está claro es que en nuestra vida cotidiana nos vamos encontrando con situaciones ante las cuales no nos queda más remedio que esperar para saber qué va a ocurrir.

La implicación emocional frente a los problemas

La implicación emocional frente a los problemas

Desde MA Psicólogos, especialistas en niños, adolescentes y adultos, vamos a hablar de la importancia de una buena implicación emocional a la hora de abordar situaciones problemáticas.

Estamos continuamente viviendo distintos tipos de situaciones difíciles, que requieren tomar decisiones y enfrentarse a ellas con el objetivo de subsanar y resolver los problemas. Algunos de ellos, son cotidianos, y de alguna manera forman parte de nuestras vidas, estando dentro de lo que conocemos como “zona de confort”. No siendo algo agradable, estamos acostumbrados a ello, bien sea un atasco, una discusión de pareja, un retraso de un cliente… Evidentemente, cuanto mejor encaremos estas circunstancias, mejor podremos resolverlas, siendo clave nuestra actitud.

La importancia de asumir cuándo tenemos un problema

La importancia de asumir cuándo tenemos un problema

Desde MA Psicólogos, especialistas en niños, adolescentes y adultos, hoy vamos a abordar la importancia de asumir cuándo tenemos un problema, y  éste comienza a tener importancia para ser preocupante.

Para empezar debemos señalar que todo el mundo tiene problemas. Si bien dependen de muchos factores, es cierto que a todos nos generan cierto malestar, y que esto no es para nada agradable independientemente de que sea un tema capital o algo menos determinante. La cuestión es que vamos enfrentándonos en nuestro día a día a esas situaciones que se generan y que debemos superar para lograr nuestros objetivos, ya sea en los estudios, trabajo, familia… y que repercuten en nuestro bienestar de forma importante. Hemos mencionado una palabra que es clave, enfrentarse, requisito indispensable para la resolución de una situación problemática, y que no siempre nos genera pensamientos y emociones positivas debido a la ansiedad e incertidumbre que se crea ante ese afrontamiento.

Miedo al fracaso, influencia actual.

Con la situación socio-económica actual, en MA Psicólogos, hemos tenido la oportunidad de comprobar que cada vez son más lo casos que llegan hasta nuestra consulta con este problema de base: miedo al fracaso.

A qué nos referimos exactamente con miedo al fracaso:

Sería la ansiedad generalizada a través de las metas impuestas o autoimpuestas, el miedo a no lograr su consecución, a fracasar como persona, trabajador, padre, madre, amigos, pareja, etc.

En muchas ocasiones, el miedo al fracaso, incluso coarta la toma de iniciativas (no voy a decir o hacer esto porque y si…sale mal).

Es miedo, temor o intranquilidad, en ocasiones se generaliza, imponiéndose en nuestra toma de decisiones diarias, dificultándonos tareas que antes casi nos resultaban mecánicas (como por ejemplo, llamo a fulanito para salir y si…piensa que soy un pesad@, la imposición de castigos a los pequeños de la casa, etc)

Con lo que, el miedo al fracaso, en un principio puede sonar como algo muy drástico, que le ocurre a personas inseguras, pero no es así. Todos tenemos en nuestro interior un pequeño duendecillo que se empeña en describirnos lo que ocurriría si las cosas no salen como nos esperamos.

Y claro, tal y como está la situación económica en España, ese duendecillo ha crecido.