El humor como parte fundamental de la vida

Desde MA Psicólogos, especialistas en niños, adolescentes y adultos, vamos a hablar de la importancia que tiene el humor en nuestras vidas.

A todos, o al menos a casi todos, nos gusta reír. Saca una parte de nosotros donde el disfrute y el bienestar destacan sobre el resto de cosas. Hace que nuestro estado de ánimo mejore, y en el fondo, que nuestro día sea mejor y más ameno. No siempre es posible, y a veces la realidad, nuestras circunstancias, no nos lo permiten. Ahora bien, es cierto que para que esta faceta ocurra, debe haber cierta predisposición.

Cada persona tiene un tipo de humor. Todo son igualmente valorables y respetables, desde el fácil, el absurdo, el negro… Es por esta variedad que existen distintos tipo de chistes, comedias o películas. En nuestro día a día hay momentos más bien serios, cargados de obligaciones y de cuestiones que requieren profesionalidad… No debe olvidársenos lo importante que es “sacar” tiempo para el disfrute, para el ocio y en definitiva para la diversión.

El humor denota inteligencia, es algo estudiado y demostrado. No sólo eso, aporta mucho más. Aporta la focalización en cuestiones alejadas de los puntos de tensión o ansiedad del día a día, supone distensión, fomento de la imaginación, empatía…

El humor denota inteligencia, es algo estudiado y demostrado

Tiene un componente que es clave: la risa. La risa tiene muchísimos beneficios entro los que destacan a nivel físico cuestiones como la prevención de infartos (debido a que los espasmos del diafragma fortalecen los pulmones y el corazón), la disminución del insomnio, un efecto analgésico (al liberarse endorfinas), nos mantiene en forma o  un fortalecimiento de  nuestro sistema inmunológico. Pero también tiene beneficios psicológicos, desde lo social, derivado de las relaciones interpersonales que fomenta, al estado de ánimo y nuestra forma de ver la vida, pasando por la proyección que hacemos a los demás de nosotros mismos.

Fomentar situaciones, eventos o encuentros con personas que nos ayuden en este sentido es pieza clave para que el disfrute cobre una dimensión que termine por consolidarse como hábito en nuestras vidas. Existen un montón de sucesos y hechos tristes en el día a día como para quedarnos ahí. Si cerramos la puerta a lo positivo y nos quedamos en la parte negativa de la realidad estamos expuestos a que nuestro estado de ánimo y carácter se agrien haciendo que no sólo nosotros no disfrutemos de las cosas, sino que los demás terminen por no disfrutar de nosotros.

Fortalecer nuestro humor y predisponernos a su disfrute es un sano ejercicio que mejorará nuestras vidas, ¿te atreves a intentarlo?

Deja un comentario

6 − tres =