4 consejos el buen uso de los videojuegos

Desde MA Psicólogos, especialistas en niños, adolescentes y adultos vamos a dar 4 directrices clave para tratar adecuadamente el uso de los videojuegos con nuestros hijos.

Es innegable la influencia de la tecnología en nuestro modo de vida actual, y dentro de este tema, el uso y el abuso de videojuegos es un tema crucial en la educación de nuestros hijos. Así pues, teniendo en cuenta que la edad determina de forma importante cómo encauzar los límites a cumplir, vamos a centrarnos 4 en claves independientes de esa variable. Es decir, hablamos de 4 directrices comunes para tener control del uso de videojuegos en nuestros hijos.

  • Es un privilegio, no un derecho. Jugar a un videojuego en ningún caso puede ser tratado como un derecho. No hay ningún lugar donde se exponga el derecho a esta práctica, y de este modo debemos trasladar a nuestros hijos que el juego con una videoconsola es parte del disfrute, y por tanto un privilegio. Si no lo hacemos así, se entenderá como la normalidad disfrutar a antojo de dicha práctica.
  • Primero las obligaciones, luego el entretenimiento. No tenemos nada en contra de las nuevas tecnologías, todo lo contrario. Bien entendidas y utilizadas el tiempo adecuado ayudan a tener una buena coordinación visomotora, una buena orientación espacial… y a pasar un buen rato. Abusando de ellas conducen a comportamientos adictivos, falta de concentración, insomnio… Ahora bien, debemos fomentar un buen hábito de estudio y comportamiento, dejando muy claras las prioridades a realizar. Deberes, tareas, actividades, tareas domésticas, portarse bien… su cumplimiento es parte esencial para poder disfrutar del entretenimiento. Debemos educar en este sentido.
  • Conocimiento del juego y jugadores. Debemos hacer el esfuerzo de conocer, al menos a grandes rasgos, a qué están jugando nuestros hijos. Ayudará a una mejor comunicación con ellos, y de paso veremos el contenido de cada videojuego. Podemos llegar a compartir un rato de juego con ellos… sin duda nos ampliará la perspectiva en algo donde nos llevan ventaja. El con quién también es una variable relevante, ya que ahora el juego online es algo que debemos tener en cuenta, debemos prevenir potenciales problemas.
  • Control del tiempo y espacio. Se trata de negociar cuánto se va a jugar y dónde. Llegar a acuerdos y que estos se cumplan ayudará a un mejor manejo de la situación y a un fomento de una buena obediencia y entendimiento mutuos. Debemos ser firmes con el cumplimiento de las normas y cuestiones fijadas, ya que ayudará a mejores relaciones. El no cumplir con las normas debe tener consecuencias. Esto exige implicación por parte de los padres, ya que deben estar atentos para el correcto funcionamiento de la situación. Evidentemente cada caso es particular, pero sería muy aconsejable tener unas normas para la semana y otras más flexibles para el fin de semana, recordando que partimos de la base del cumplimiento de las obligaciones.

No debemos olvidar que existe más entretenimiento que los videojuegos (o el móvil). Debemos fomentar un buen equilibrio entre las actividades físicas y las más sedentarias, siendo conscientes de que ese equilibrio es fundamental para las relaciones sociales y el desarrollo de los niños. ¿Te atreves a ponerlo en práctica?

Deja un comentario

dos × 5 =