Planes con niños en verano

Desde MA Psicólogos Oviedo, especialistas en terapia familiar y niños, os queremos recomendar 5 planes divertidos para hacer con nuestros hijos este verano:

Durante el verano, y sobre todo debido a las vacaciones de los más pequeños, la convivencia adquiere un nuevo significado en las familias. Hay más tiempo libre lejos de los horarios y obligaciones escolares. El verano se presta más al ocio, hay más tiempo libre y posibilidades; buen tiempo, salidas al exterior, playa, etc.

Así que os dejamos 5 opciones fáciles para que podáis disfrutar con los pequeños de la casa:

1- Excursiones al aire libre, disfrute de la naturaleza. Es el momento perfecto para salir fuera a realizar paseos y rutas (siempre recomendadas para los más pequeños y sus posibilidades), observar el medio natural y comer al aire libre. Momentos en los que tendrán espacio a sus anchas para moverse, explorar e interaccionar con los mayores para resolver dudas (surgirán muchas preguntas). Jugar en este tipo de actividades no está recomendado, sencillamente es obligatorio. Acampar puede ser la guinda del pastel si queremos una experiencia totalmente completa.

2- Asistir a espectáculos culturales al aire libre. Durante el verano, tanto pequeños pueblos como ciudades tienen una oferta cultural mucho más amplia. Bien sea teatro, conciertos, monólogos, cine al aire libre… Disfrutar de algo en directo tiene una magia que los niños deben comenzar a vivir, puesto que puede ser el inicio de un maravilloso mundo para el resto de sus vidas.

3- Realizar actividades de aventura. Es momento para que los niños vean que los mayores pueden involucrarse en actividades distintas y compartir experiencias únicas en conjunto. Estamos hablando de un descenso en kayak, paddle surf, rutas a caballo, karts, buceo, surf… Seguridad y disfrute deben ir de la mano como prioridad.

4- Confeccionar un menú juntos, ¡cocinemos! Tener más tiempo también puede significar hacer divertida una de esas tareas diarias a las que no podemos dedicarle normalmente momentos en común. Cocinar con los más pequeños puede ser muy divertido, proponiéndoles pequeños retos para que poco a poco se introduzcan en la cocina y valoren más el esfuerzo diario que se pone en ello. Asumamos desde un inicio que vamos a manchar la cocina bastante, ¡tranquilidad!

5- Simple y sencillamente jugar. Bien sea a juegos de siempre, juegos de mesa o a juegos inventados, jugar juntos en casa. Tener la actitud de disfrutar al máximo de un tiempo que, tristemente, es efímero, puesto que nuestros niños crecerán. Estaremos creando recuerdos imborrables para todos aprovechando el bien más preciado que tenemos: el tiempo. No en vano, debemos recordar que no se trata de comprarles muchas cosas a los niños, sino de pasar tiempo con ellos.

Esperamos que os animéis a poner las actividades en marcha y disfrutéis de tiempo de calidad en familia.

Deja un comentario