El grave problema del suicidio en España

Desde MA Psicólogos Oviedo, especialistas en terapia para niños, adolescentes y adultos, siguiendo en la línea de la publicación anterior sobre el aumento del suicidio en adolescentes, hoy queremos daros los datos sobre suicidio, tanto en adolescentes como en adultos. Y así, con las cifras, podéis hacer un análisis objetivo. Puesto que para hacernos una idea real de la dimensión que tiene el suicidio en nuestro país, lo mejor es ir a los datos y entender la dinámica actual.

La pandemia no ha ayudado en esto, sino que ha venido a intensificar un problema ya latente. Lo veremos reflejado en los datos, que os damos a continuación.

  • Un total de 3941 personas se suicidaron en 2020 en España. De ellos 2.930 (74%) fueron hombres y 1.011 mujeres. El 40,8% tenían entre 40 y 59 años, el 26,9% entre 60 y 79 y el 16,8% entre 20 y 39. Es decir la tasa de suicidios es de 8,3 por cada 100.000 habitantes, menor que a nivel mundial, que es de 9,27.
  • La fundación ANAR ayudó a 16.442 menores en 2021, atendiendo 25.1118 peticiones, un 50,9% más que el año anterior.
  • En los últimos años, las consultas referidas a autolesiones e intentos suicidas se han multiplicado por 18,8. Es más, un estudio de la Universidad de la Rioja revela que uno de cada cinco jóvenes ha deseado estar muerto alguna vez en el último año.

Datos para la reflexión:

En España se dan 11 suicidios al día.

– Un 61% de jóvenes ha buscado en internet y redes sociales información sobre cómo suicidarse.

– La persona más joven que ha llamado a los servicios de emergencia por esta cuestión tenía 11 años, la mayor 95.

– El teléfono 024 atendió cerca de 15000 llamadas e identificó 290 suicidios en curso durante su primer mes de funcionamiento.

– Hay un suicidio cada 2 horas y cuarto aproximadamente.

– El suicidio causa unas 800.000 muertes en el mundo.

– El suicidio en España causa el triple de muertos que los accidentes de tráfico.

– Se registraron 14 muertes de menores de 15 años (7 niños y 7 niñas).

A partir de estos datos, debemos hacer una profunda reflexión, a sabiendas de que la prevención es la pieza clave para minimizar y si fuera posible eliminar del todo estas cifras. Nos queda mucho por mejorar en este sentido, pero sabemos que la comunicación y que el suicidio no sea un tabú es el mejor comienzo para una mejor gestión

Deja un comentario